Su objetivo evitar el ingreso, perchado, construcción de nidos, molestias y daños que ocasiona la presencia de aves y palomas. A través de medios físicos, químicos, mecánicos, biológicos y de manejo, como eliminar fuentes de alimentación, agua y de refugio.

Es el Servicio Agrícola y Ganadero, el organismo gubernamental que norma su control. Ante problemas sanitarios graves ocasionados por consecuencia de las aves y palomas, la autoridad sanitaria puede emitir una resolución que permita la eliminación de ellas.