Son tratamientos exigidos por la Organización Fitosanitaria del país importador o de tránsito, como condición para el ingreso de mercancías; como también los tratamientos que corresponden a una exigencia oficial del Servicio Agrícola y Ganadero de Chile (SAG) para evitar el ingreso de plagas foráneas.

A) Fumigación con Fosfina

La Fosfina (PH3) es un gas fumigante de alto poder, que se genera a partir de Fosfuros de Aluminio o Magnesio, en presencia de temperatura y humedad ambiente o del producto almacenado. Posee gran penetración y es eficaz para todos los estados de desarrollo de insectos (huevo, larva, pupa y adultos), ácaros y roedores que atacan los productos almacenados. Tiene variadas presentaciones de acuerdo a su uso: Mini rope-s, tabletas, pastillas, pellets, gránulos y Placas Degesch.

Granos almacenados

Se utilizan técnicas y procedimientos diferentes de acuerdo al lugar de almacenaje; silo, bodega plana con o sin sistema de recirculación, contenedor, vagón de ferrocarril, con el fin de lograr una hermetización óptima de las estructuras, protección sobre la corrosión de metales y concentraciones homogéneas y eficaces.

Granos almacenados en bodegas de motonaves

Este tratamiento se ejecuta en forma preventiva, cuando el objetivo es la exportación de cereales. En la fumigación en tránsito se utiliza el tiempo del viaje a destino como tiempo de exposición al gas fumigante. El tratamiento es curativo, cuando el objetivo de la fumigación es el control de insectos en granos de importación. La motonave queda detenida hasta que complete su tiempo de exposición y ventilación y no haya residuos de gas fumigante en las bodegas tratadas.

Productos Forestales en contenedores

Controla todos los estados de insectos xilófagos, en maderas aserradas, rollizos o productos forestales en general. No sólo controla estados adultos en superficie, sino que también, el resto de los estados, que permanecen en galerías al interior de la madera (larvas y huevos).

Productos Forestales en bodegas de motonaves

Se efectúan en fumigaciones en tránsito, donde el tiempo de exposición de la mercancía al gas fumigante, corresponde al tiempo de viaje de la motonave. Se han desarrollado métodos para la aplicación del fumigante que permiten reducir y/o controlar los riesgos y lograr una distribución homogénea de la fosfina en grandes volúmenes de espacio, como también procedimientos y metodologías para el retiro de los residuos antes de su llegada a destino.

Alternativos

También se utiliza en el control de algunos insectos en frutas de carozo de exportación, aplicando fosfina en forma gaseosa dentro de cámaras de fumigación.

En control de madrigueras de roedores y panales de avejas chaqueta amarilla (Vespula germanica) en el campo (Tratamiento no cuarentenario).

En construcciones de valor histórico como iglesias, museos: se usa para control de insectos en materiales orgánicos como textiles, madera, pieles, celulosa (Tratamiento no cuarentenario).

B) Fumigación con Bromuro de Metilo

El Bromuro de metilo (CH3Br) es un fumigante de la familia de los metales bromos, que se presenta en envases presurizados. Ampliamente utilizado en la agricultura para el control de todos los estados de desarrollo de insectos, hongos, nemátodos, semillas de malezas y sus primeros estadíos. Se puede aplica generalmente directo al suelo antes de la siembra.

Fruta

Se utiliza como tratamiento cuarentenario hace 3 décadas, para la exportación de frutas, en cámaras de fumigación, como en frutos de importación que presenten insectos vivos.

Productos Forestales

También es usado como tratamiento cuarentenario en productos forestales de exportación o de internación al país, bajo cobertores hermetizados o contenedores y en tratamientos a material de embalaje y de estiba (NIMF N°15) en cámaras de fumigación, con el fin de controlar insectos que se ubican al interior de galerias y que con otros pesticidas no se logran controlar.

C) Desinsectación / Pulverizado

Consiste en el control de artrópodos en sus diferentes estadíos mediante el uso de insecticidas líquidos o en polvos mojables. Se utilizan equipos manuales, eléctricos o con motor, de alto o bajo volumen dependiendo de los objetivos de la desinsectación. Pequeñas gotas de la solución insecticida sobre toda la superficie que se desea controlar, permiten la residualidad del pesticida. Gotas muy pequeñas (niebla) en espacios libres o grandes recintos industriales, controlan los insectos presentes. La gran desventaja de estas aplicaciones, es que no aporta efecto residual para los insectos que ingresen posteriormente al lugar.

Productos Forestales

Usualmente se utiliza la aspersión de soluciones insecticidas para el control de adultos xilófagos directamente a maderas aserradas en aserraderos y recintos portuarios, con el fin de dar cumplimiento a los acuerdos internacionales de protección sanitaria. También se utiliza el método de termonebulización y aspersión en recintos acopiadores, individualmente o tratamientos combinados.

Estructuras

Los insectos xilófagos debilitan las estructuras de madera, llegando a su destrucción total en ataques severos. Las estructuras sirven de guarida a muchos insectos, sobretodo si estas carecen de mantención regular, limpieza periódica o se encuentran deterioradas. En este contexto, resulta vital el estado de higiene de las estructuras para la eficacia de la desinsectación, ya que la suciedad puede neutralizar el efecto de los insecticidas. PLAGASTOP ejecuta tratamientos preventivos y curativos a edificaciones, silos, bodegas y medios de transportes.

Centros de acopio

Los tratamientos preventivos y curativos, ya sea aplicaciones al ambiente o en aspersiones a superficies; permiten evitar la contaminación cruzada de los productos a almacenar, debido a los insectos que permanecen en las estructuras (muros, pisos, vigas, grietas, etc.) del recinto de acopio, como también disminuir o eliminar insectos que se encuentran en el material almacenado.